Este chico es un caso perdido

Capítulo 8  

Le costó bastante abrir los ojos. Había dormido de miedo. Vicky se duchó y se arregló un poco.

John le había dejado una nota diciendo que hoy también iba a trabajar.

-Buenos días a todos-Vicky estaba encantada. Lo tenía todo. Novio, amigos...todo menos familia.

Vicky entró en la cocina y tras coger unas magdalenas y un vaso de leche se sentó en la mesa junto a los demás.

-¿Qué tal habéis dormido?-Vicky dirigió la mirada hacia Lorena y ésta le contestó.

-Yo no he dormido mucho...

-No me extraña - dijo Vichy a la vez que masticaba un trozo de magdalena.

Eva no pudo reprimir una carcajada y Mario le siguió el juego.

-¿Y vosotros que ehh? ¿Que hicisteis? Sin lugar a duda Max se había picado.

-¡Pues a dormir!, dijo Eva sacando la lengua a Max.

-Bueno, ya está bien ¿que queréis hacer hoy?, John está trabajando...

-¿Y si probamos la piscina? Lorena tenía unas ganas tremendas de bañarse.

-Es que... -María se tocó el pelo y prosiguió- nosotros ya la hemos probado.

-Y la habéis estrenado muy bien jajaja-Vichy le guiñó un ojo y la chica rompió a reír. Poco después también lo hizo Vicky.

-Bueno yo me voy a duchar- Lorena se levantó bajo la atenta mirada de Max, que siguió sus pasos.

Max entró en la habitación. Ya se oía correr el agua de la ducha.

Lorena estaba frente al espejo recogiendo su larga melena con una pinza. Cerró los ojos y suspiró. Todo era tan irreal.

Ella seguía en su mundo cuando una mano descendió desde su cintura hasta sus caderas. Lorena se giró. Max se situó frente a ella y la besó. Poco a poco sus manos fueron descendiendo hasta envolver por completo las nalgas de ella.

Max la cogió por la espalda y Lorena se aferró a Max con sus piernas. Ahora Max también estaba desnudo.

-Te quiero- dijo Max con la voz entrecortada.

-Calla y bésame...-Lorena se agarró con más fuerza.

Max se dirigió hacia la ducha y abrió el grifo.

Las gotas de agua recorrían ambos cuepas. La pinza que recogía el pelo de Lorena se soltó y en ese mismo instante el agua bajó su temperatura.

-¡Aahhh!- Lorena se soltó de Max y envuelta con una toalla salió al salón- ¿Que coño pasa?

-Lo siento Lorena, es que tengo que fregar. María dejó el plato en el fregadero y fue al encuentro de Eva y Vichy, que intentaban reprimir la risa con los cojines del sofá.

-¡Que malas sois!-Mario se acercó a ellas y les chocó la mano.

Pocos minutos después Lorena y Max salieron del cuarto de baño.

Max atravesó a Mario con la mirada y éste le contestó sacándole la lengua.

-¿Y si vamos a ver a John? - Vicky estaba deseando ver a su chico.

-Bueno, a mi me parece bien-dijo Max cogiendo las llaves del Bugatti recién estrenado.

-Pues vamos...- dijo Lorena resignándose y cerrando la puerta tras ella ya que fue la última en salir de la casa.

Max ya estaba sentado en el coche cuando Mario abrió la puerta del conductor.

-¿Eres tonto o qué?

-¿Que he hecho ahora?

-Somos cinco, el Bugatti es biplaza subnormal.

-Mierda...

Las tres chicas comenzaron a reírse y Max salió del coche avergonzado.

Estaba claro que lo que tenía de guapo lo perdía de listo.

Vicky salió corriendo y entró en la casa.

Varios minutos después salió de la casa.

-Cogemos el coche de John-dijo sonriendo y orgullosa de haberse acordado de lo que John le había contado.

-Conduzco yo-dijo Max arrebatando el mando del coche que se encontraba en las manos de Vicky.

Vicky sacudió la cabeza de un lado para otro.

-Este chico es un caso perdido.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    ángel (sábado, 17 noviembre 2012 13:53)

    jaja molaa espero que no pares de escribir esta historia que ya veo que llevas varios capitulos. espero que te vaya bien

  • #2

    Lore (sábado, 17 noviembre 2012 14:59)

    Me gusta,además es realista,pero menos mal que yo no soy Lorena en la historia,porque me sentiría
    rara,jeje. No me he leído los anteriores,pero me hago una idea,otro día empezaré por el uno.
    Teq

  • #3

    Raul :3 (sábado, 17 noviembre 2012 22:12)

    Te apoyo para que sigas escribiendo me gusta mucho :3