Tú debes de ser Mario

Capítulo 10

Bueno chicos, seguidme- dijo Sandra cogiendo su bolso.

Lorena les siguió a regañadientes hasta el aparcamiento, donde Sandra guardaba su tuneado Mustang del 69. Subió junto a Eva y Mario en la parte trasera, mientras que Vichy se sentó junto a Sandra. Esta,  subió el techo abatible del coche, estaba lloviendo.

En apenas cinco minutos llegaron al centro de la ciudad.

En esa zona no llovía, simplemente chispeaba. Bajaron del coche y entraron en el gran apartamento. La casa de John era mejor, pero ésta no se quedaba atrás.

-Chicos, hay una habitación para cada uno, la mía es la del fondo.

-Sandra, si no te importa yo compartiré habitación con Eva-dijo Mario tocándose el pelo.

-Jajaja, por supuesto, estáis en vuestra casa. Voy a darme una ducha.

Sandra dejó su bolso y se perdió en el apartamento. Las chicas fueron a mirar el resto de la casa. Mientras, Mario se sentó en el sofá.

Alguien golpeó la puerta y fue Mario quién se levantó.

-Hola, tú debes de ser Mario- dijo el joven de ojos brillantes a la vez que extendía su mano.

- Sí. soy yo, ¿ y tú eres... ?

- Soy Oskar, tu hermano me ha enviado para proteger a las chicas, no creo que tú necesites vigilancia.

Mario sonrió y dejó que Oskar entrara en la casa. Las chicas ya habían terminado la ruta por toda la casa y esperaban intrigadas sentadas en el sofá. El joven las saludó y se sentó encima de la mesa de cristal.

Sandra salió de la ducha con un pijama de noche y un turbante en el pelo.

- Chicos, voy a preparar... ¡Oskar!

- Hombre Sandra, volvemos a encontrarnos- dijo el joven mientras examinaba con la mirada todas las partes de su cuerpo.

- ¿Qué coño haces aquí?- dijo Sandra soltándose el pelo y agitándolo agresivamente. Las jóvenes y Mario no daban crédito a lo que acababa de ocurrir.

- Pues, para tu interés, estoy trabajando, tu queridísimo jefe me ha contratado para hacer de niñera tanto tuyo como de las chicas- dijo Oskar situándose delante de Sandra. 

La chica, cabreada, de dirigió a las chicas.

- ¿Y si nos vamos de compras?

- ¡Me parece bien!-dijo Lorena olvidando el roce que hace una media hora había tenido con Sandra.

- Claro ¿Porqué no?- dijo Vicky incorporándose y poniéndose la chaqueta.

- Pues la verdad, es que a mí no me apetece- dijo Eva como si nada.

- Bueno, Mario y tu os podéis quedar, yo iré con las chicas- dijo Oskar mientras sacaba pecho intentando demostrar.

- Bueno, entonces vamos.

Los cuatro abandonaron el apartamento, Mario y Eva se quedaron.

- ¿Y eso que no quieres irte de tiendas?- dijo Mario interesado mientras rodeaba el cuello de Eva y apoyaba su barbilla en la cabeza de esta.

- No sé, prefiero estar contigo- Eva besó suavemente los labios de Mario.

Suavemente, Mario tumbó a Eva en el sofá y la besó apasionadamente. Eva quitó la camiseta a Mario y éste se estremeció al notar las ardientes manos de Eva sobre su espalda. Mario descendió sus manos hasta la parte delantera del pantalón y bajó cuidadosamente la cremallera, liberando a la joven de aquellos pitillos tan ajustados.

Eva terminó de desnudarle ansiosamente y se puso encima de él mientras se quitaba la camiseta.

Mario desabrochó el sujetador de Eva. Le temblaba todo el cuerpo.

-Dime que quieres…-dijo Mario cerca de su oído.

-Dios…si! Hazme tuya-dijo Eva excitada.

Ambos querían, es más, ambos lo deseaban y… por fin sucedió lo esperado. Dejaron de ser dos para ser uno sólo.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Paco Tejada (lunes, 10 diciembre 2012 11:44)

    Es fantastico, que buena narrativa tienes, te felicito.
    Que romantico, dejaron de ser dos, para ser uno solo, eso lo predico yo en la bodas, jajajaja.
    bss

  • #2

    Bea escritora (sábado, 15 diciembre 2012 10:32)

    Qué?A qué mola!?:) Gracias por el comentario viniendo de ti es un alago:D jeje me he cogido un me savático, los exámenes me pueden seguiré escribiendo, espero que sigas leyendo:)

  • #3

    Habana (domingo, 16 diciembre 2012 16:25)

    Me encanta, has hecho un buen trabajo, Bea.
    Sinceramente creo que llegaras lejos.
    Besos, guapa.

  • #4

    Estrella (domingo, 16 diciembre 2012 21:07)

    Está genial! se te da muy bien escribir, sigue así. Un abrazo!