Muchas explicaciones

 Capítulo 22

John y Max iban ya de camino a casa. Eran aproximadamente  las cuatro y media de la mañana. Aparcaron el Jaguar y escucharon tranquilamente los sonidos de la noche durante varios minutos. Entraron cuidadosamente a la casa, sigilosos para no despertar a los chicos.

-Pero chicas, ¿qué hacéis aquí a estas horas?

Vicky tenía a Lorena acurrucada en su pecho. La joven ya estaba adormilada así que cautelosamente Vicky depositó su cabeza sobre el sofá y se levantó para darle la bienvenida a su chico.

-Tenemos que hablar John… - Vicky cogió a su novio del brazo y dándole un beso a Max  dijo – Cuídala ahora en un rato vuelvo para quedarme con ella.

Max asintió con la cabeza y se sentó en el sofá muy próximo a donde la joven se encontraba. No pudo evitarlo, un lágrima de recuerdos, de resentimiento y de impotencia se derramó y desfiló por sus mejillas hasta aterrizar sobre la cara de la chica. Ésta despertó.

-¡Tú no tienes derecho a llorar! – dijo Lorena enfurecida poniéndose de pie delante de Max.

Tranquilo, Max reprimió el llanto y le contestó.

-¿Y tú sí?- Max se puso de pie para poder estar a su altura, bueno a decir verdad él era mucho más alto que ella. Lorena apenas medía el metro sesenta mientras que Max medía aproximadamente unos 195 centímetros de puro músculo.

Lorena miró fijamente al joven y de pronto se echó a llorar. El joven, sorprendido ante la respuesta de la chica, no consiguió formular palabra, así que simplemente la abrazó.

La joven tomó asiento de nuevo y como pudo narró lo que le había pasado a lo largo del día.

Max quería apoyarla, pero le dolía muchísimo que se hubiera fijado en Ángel y mucho más que en tan solo unos días hubiera labrado esa relación hasta el punto de desear su misma muerte.

-Lorena, ¿qué sientes?- Max se acercó a la chica que  había tomado posición sobre sus piernas y la acarició suavemente.

-Ese es el problema Max no lo sé… -Susurró Lorena cabizbaja.

-Fíjate bien en lo que sientes, porque eso mismo he sentido yo durante estos meses…

Max se levantó del sofá dejando suavemente a la joven reposando sobre el mismo y avanzó sigilosamente hacia su dormitorio.

Lorena, sin comprender muy bien el comportamiento de su amigo, lo siguió a cierta distancia y cuando el chico intentó cerrar la puerta de su cuarto, Lorena se lo impidió.

Ambos entraron en el dormitorio. Lorena observó como Max se quitó la camiseta y tras doblarla y dejarla sobre la pequeña mesita de noche se tumbó en la cama. Cubrió su cuerpo con las sábanas.

-Buenas noches Lorena, espero que mañana consigas lo que yo aún no he conseguido contigo.

Lorena se quedó fascinada y recapacitó las palabras que Max acababa de pronunciar.

¿Con ella? Se había perdido hace ya un rato y con la intriga en el cuerpo encendió la luz del dormitorio.

-¡Max! Despierta por favor… - Lorena se arrodilló  ante el lado de la cama donde Max se había girado.

- ¿Qué quieres? Ya has hecho bastante por hoy Lorena…

-¿Qué te he hecho? Pero si desde hace un tiempo casi no tenemos contacto.

- Ahí tienes la clave, ahora por favor, si no te importa sal de mi dormitorio, he tenido un día largo y lo último que quiero es aguantar a una niñata como tú.

Lorena molesta salió de la habitación y se encontró de nuevo con John y Vicky.

-Será gilipollas…- Lorena se sentó junto a los dos jóvenes en el sofá.

-¿Qué ha pasado ahora Lorena?- Vicky ya no sabía que más le podía pasar a su amiga ese día.

Lorena contó la historia a sus dos amigos. ¿Era cosa suya o estaba teniendo que dar muchas explicaciones?

John agachó la cabeza y la sacudió hacia ambos lados un número repetido de veces

-Lorena, ¿no lo entiendes? Max te quiere…

 

La sorpresa de Lorena fue aumentando por momentos. Mentalmente empezó a entrelazar lo acontecido hace apenas unos minutos. ¡Había sido una idiota! 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Frambu-Chan (jueves, 24 octubre 2013 15:46)

    Es que de verdad...que pocas luces tiene la chiquilla. ¡Hay que estar más al tanto mujer! Bueno,felicidades y besitos a la autora que el capítulo está muy bien te deja con la intriga pero aclara algunas cosas que ya teníamos ganas ya. XD